30 de septiembre, jornada de convivencia de los alumnos de bachillerato

 

 

Dos semanas en las aulas han pasado desde que los alumnos y alumnas de bachillerato comenzaron su curso académico. Para la mayoría de ellos ha significado el cambio a un nuevo centro en el cuál han comenzado una nueva etapa, con nuevos compañeros y profesores. Por ello, se pensó que un excelente marco para conocerse e interactuar sería el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Una ruta sencilla como es caminar desde la Pradera hasta el Circo de Soaso, disfrutando de los colores otoñales, fue la elección para este curso. Los más intrépidos, alcanzaron el final del mismo, la famosa "Cola de Caballo" donde hicieron disparar sus teléfonos móviles y cámaras fotográficas con los mejores encuadres y así participar en el concurso fotográfico convocado y que había causado gran expectación entre los alumnos. Pronto se fallaran los premios y las mejores imágenes serán expuestas en los pasillos del colegio.

En definitiva, una maravillosa jornada de convivencia y conocimiento de grupo, que  sirvió para que los alumnos conocieran las posibilidades de ocio y tiempo libre que ofrece el entorno próximo, con el objetivo de fomentar la adquisición de hábitos de vida saludables entre nuestros adolescentes, una filosofía que permanecerá en las actividades programadas para este curso.